lunes, 28 de febrero de 2011

Canción del cajero

Junto con el grabador me traje al puesto unas hojas en blanco.
-Gracias, hasta luego –dije en voz alta al salir de la desierta línea de cajas del primer subsuelo.

Esta es una súbita anotación de medianoche laboral (impulso urgente) para desbaratar ya mismo la displicencia con que el mes pasado me referí a María Elena Walsh.
Dije que a la célebre cantautora le estaba prestando atención desde hace poco, a raíz de la afición canora y danzarina del Fulanito y del bagaje infantomusical que la madre viene compartiendo con él (con nosotros) en los últimos meses. Pero no recordaba que tengo desde hace años, casi olvidados en lo de madre (de donde hoy me los traje al trabajo), dos cassettes suyos. Y había olvidado lo mucho que me gustaron.
Uno de ellos es una perla, creo: “Canciones de los tiempos de Maricastaña”, la recopilación de coplas, baladas y romances españoles que la Walsh hiciera junto a Leda Valladares. Y el otro es un volumen de la colección “Lo mejor de todos los tiempos”, de CBS, que no sé si constituye alguno de sus LP originales o se trata de una antología. Tal vez alguien sepa decirme. Los temas de este último son: “Serenata para la tierra de uno”, “Diablo, estás?”, “Los ejecutivos”, “El 45”, “Oración a la justicia” y “Canción de caminantes”, en el lado A, y “Venceremos”, “El viejo varieté”, “Como la cigarra”, “Carta de un león a otro”, “Gilito del Barrio Norte” y “Balada de Comodus Viscach”, en el B.
La exhaustiva lista es para que esta nota, amén de subsanar el posible desaire de la vez pasada, les de ganas de buscar ahora mismo y escuchar alguna de las canciones. Por ahí, más abajo, al costado, tienen el Google del Blog. Yo, por lo pronto, en cuanto llegue a casa, después de tipear esto voy a buscar y volver a escuchar la “Canción del jardinero”, la que más le gusta a mi Fulanito –y a mí también.
“Mirenmé, soy feliz
entre las hojas que cantan…”

(Dedicado al cajero desconocido que “me presta” su radiograbador los sábados y domingos a la noche para que vuelva a escuchar mis viejos cassettes.)

miércoles, 23 de febrero de 2011

Bombos y platillos (*)

El próximo miércoles, 2 de marzo, Huguito, nuestro conductor, Hugo Néstor, Hugo Paredero vuelve al ruedo en el centro cultural Caras y Caretas. He aquí el detalle:

CRUZARTE
Todo puede suceder cuando dos palos opuestos se cruzan

Idea y conducción: Hugo Paredero

A partir del 2 de marzo, el primer miércoles de cada mes en el Centro Cultural Caras y Caretas, Venezuela 370. Entrada libre y gratuita.


"CruzArte es un reportaje público, o charla abierta, que el conductor mantendrá con dos invitados de distintos palos: uno será siempre un artista (de cualquier rubro) y el otro una persona cuya actividad no se relacione con el arte. Aparentemente nada que ver entre ellos. Luego en la charla se irá revelando cuánto se cruzan sus pensamientos y sensibilidades, el modo de ejercer sus respectivas tareas. A veces el agua y el aceite pueden mezclarse de tal manera que podemos sorprendernos. También es cierto que en realidad todos vivimos de cruce en cruce: cruzamos las piernas, los brazos, los dedos, los cheques, cruzamos miradas, calles, palabras, ríos, países, sonrisas, umbrales… Se cruzan animales para reproducirse, personas de un bando político a otro, espadas en el aire a ver cuál de las dos vence a la otra… Mientras los chinos de todos los siglos animan: siempre es propicio cruzar las grandes aguas. Por qué no esperar un cruce interesante entre un director de teatro y un director técnico de fútbol, un director de cine y un oftalmólogo, un actor y un político, una jugadora de jockey y un compositor, un escritor y un chef… por citar algunos ejemplos.
Al final de cada encuentro se sabrá cuánto se cruzaron los invitados, por parecerse o por enfrentarse. También conoceremos cuánto de arte hubo en esos cruces. Que es en definitiva la doble búsqueda esencial de esta propuesta CruzArte: apostar a que hay más similitudes que diferencias en los humanos, basta rascarlos un poco para que se note; y rescatar que toda actividad humana, sea o no artística, siempre merece realizarse creativamente, con arte."

Hasta aquí, la gacetilla de prensa del evento. Agrego que los primeros invitados serán la actriz Mercedes Morán y el señor Juan Carr, fundador de Red solidaria.
Por otra parte, recuerdo a los compañeros Parrafistas que a Hugo ya se lo puede escuchar en la primera mañana de radio Nacional, en "Hoy más que nunca", el programa de Eduardo Anguita, de 07.00 a 09.00.


(*) Con permiso de Sibila Camps

martes, 22 de febrero de 2011

EPILOGO: EL VERDADERO COMIENZO

En algún momento mis viejos habían puesto una verdulería. No les fue bien, y además, poco después, por razones que desconozco, perdieron la casa en la que vivíamos. Cuando yo tenía cinco años debimos mudarnos. Fuimos, en principio, a ocupar una habitación en la casa de un tío. La casilla en que había funcionado la verdulería fue rearmada en el fondo del terreno. Le decían “el kiosko”. Quedó ahí, más que nada como depósito para los muebles, a la espera de que mi viejo pudiera levantar la nueva casa. Ahí se instalaba él cuando se peleaba con mi vieja. Había acondicionado un rinconcito donde a veces se quedaba a dormir. Una de las cosas que había llevado era la radio. A veces yo me iba con él. También, sin que estuvieran peleados, los sábados a la tarde, si él tenía franco, escuchábamos ahí los partidos del ascenso. De esos tiempos del kiosko, de ese refugio compartido data mi afición a la radio.

lunes, 21 de febrero de 2011

CAPITULO CINCO: EL FIN

Después de aquel 2000 o 2001 le perdí la pista. No recuerdo si “Hijas de…” terminó o si por alguna otra razón me pasé a “El ojo estrábico” de la FM Tango. Pero dejé de escucharla. En algún momento, mucho después, la detecté en las noches de radio Del Plata; después vi algunas imágenes suyas en la tele, no sé si en ocasión del sepelio de Adolfo, y me asombró cómo había engordado. El año pasado apareció los domingos a la medianoche en Nacional, reemplazando a Parrafus. También tuvo su programa diario en la flamante Nacional Rock. Supe que se había casado o algo así con Horacio Marmurek (un periodista a quién escuché en algún otro espacio comentando cine), hoy director de esa FM… Ahora ella ha muerto. Me enteré en el programa de Tom Lupo y Liliana Daunes, cuando aquel miércoles, de casualidad, pude sintonizarlo un rato desde el comienzo. Al otro día, en “El loco de la colina”, Tom comentó la pérdida de su compañera y contó que también la madre de Daniela había muerto del mismo modo, de repente, y muy joven. Desde ese día quise escribir algo y dejar acá mi condolencia a Carla, que ahora ha quedado sola. Ya está. Nada más.

domingo, 20 de febrero de 2011

ANTOLOGIA: En fecha equidistante

En fecha equidistante, hoy, 20 de febrero, los hacedores de este Blog saludamos por sus respectivos onomásticos a los dos mayores protagonistas de Párrafus (haciendo abstracción de los autores, claro): Hugo Paredero, el supremo Parrafista, quien cumple el 21, y Marcelo Perenchio, el inclasificable -anque primerizo- participante, que cumplió el 19 -y nadie me saludó, por eso me saludo solo.
Muy felices cumpleaños.

(Publicación original: 20 de febrero de 2008, cuando éramos felices y la magia no era rota)

domingo, 13 de febrero de 2011

SIETE CRISANTEMOS

En mi nota anterior "Un Dandy Crepuscular", se puede escuchar que Joaquín Sabina quiere dedicar una canción a su amigo Adolfo Castelo, "Siete Crisantemos". Acá se las dejo. Como todas las canciones del Joaco a mi me encanta. Espero que la disfruten video

sábado, 12 de febrero de 2011

UN DANDY CREPUSCULAR

Hoy, 12 de febrero del 2011, cumple 62 años mi muy admirado Joaquín Sabina. Lo recordé desde el primer minuto del día. Cuando, como hago habitualmente, entré al blog , ví los capítulos de la novela de Marcelo Perenchio en donde nombra a la hija de Adolfo Castelo, en mis pensamientos permanecía el cumple del "Joaco" y enseguida recordé lo amigos que eran Castelo y Sabina (que dúo!). A mi memoria enseguida vino la tarde del día de fallecimiento de Don Adolfo y de un reportaje que había escuchado donde Sabina, completamente quebrado, hablaba de su amigo Castelo. La magia de internet logró que pudiera encontrar ese reportaje en la red, lo comparto con Uds. realmente las palabras de Sabina son sentimiento puro.

Ah me olvidaba! FELIZ CUMPLEAÑOS JOAQUÍN!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! video

miércoles, 9 de febrero de 2011

CAPITULO CUATRO: CANAL 9

Y mucho antes, a principios de los 90, Daniela acompañaba a su papá en un extraño programa de media hora en canal 9. Creo que ahí la conocí. Estaba a las tres o tres y media de la tarde y hablaban de películas que llegaban al video. Lo extraño es que Adolfo, si bien era claro que el espacio era bancado por las compañías editoras, no se privaba de darles con un caño a algunas de las novedades que se anunciaban. A veces le bastaba con un gesto de aquellos suyos, pero era demoledor. Daniela, paradita a su lado (era un programa con un solo plano, o dos, amén de las imágenes que se adelantaban) lo miraba sin reprimir la sonrisa y trataba de morigerar el exabrupto. Se la veía feliz y divertida con su padre. Ahí fue, sin duda, cuando me enamoré.

continuará

martes, 8 de febrero de 2011

Comentario importantísimo (para los fan)

Marta ha dejado un nuevo comentario en su entrada "Blanco a ciegas (corregido y aumentado)":

Anticipando su vuelta, Hugo está esta semana en el programa de Larrea.
Y la semana que viene empieza con Anguita pero, según contó, el miércoles 16.


Publicado por Marta para Los Parrafistas a las 8 de febrero de 2011 14:57

CAPITULO TRES: SPLENDID

Unos años antes de aquello, Daniela acompañaba en radio Splendid a la Dra Sandra Abu Ayatián (este apellido es aproximado). Era en 1998. Me acuerdo bien porque fue el año de la parálisis. Ahí supe que ella también era psicóloga.
La Dra Abu Ayatián era psicoanalista, y el programa trataba esos temas. Iba a la hora de la siesta y no se parecía a la divulgación radial o televisiva de un Abadi o un Bucay. Se hablaba con seriedad, con rigor, diría, pero con cautela. Los oyentes podían llamar y plantear sus asuntos. No, yo nunca llamé, pero creo que escuchar ese programa (no puedo recordar el buen título que tenía) me estimuló a llevar adelante mis psicoterapias simultáneas de aquel año. Algún día contaré también esa historia de mala praxis, rencor y resarcimiento.

lunes, 7 de febrero de 2011

CAPITULO DOS: PORTERO DE NOCHE

Un par de veces en charla con Hugo, alguna vez acá, dije que yo, antes de Parrafus, no solía llamar a las radios. Ni para dejar mensajes (esas redundancias con las que los oyentes llenan los contestadores) ni para participar en juegos o concursos. Eso no es del todo cierto, aunque nunca miento. (Yo no miento: mejoro la verdad.) En aquellos meses de “Hijas de…” (creo que era primavera, después de ducharme escuchaba con poca ropa) llamé varias veces a Daniela.
Me refería, quizá (quizá redundantemente), a lo que se trataba en el programa, pero me dirigía a ella. Una mañana en que dijo que le gustaría volver a ver “Portero de Noche”, la película de Liliana Cavani, y no la podía conseguir, le conté que yo la tenía en video y le propuse que la viéramos juntos. Y como ese, otros varios mensajes un tanto lanzados. Las otras chicas la cargaban. Ella me respondía con cortesía.
Preguntenmé qué mujer de los medios me gustaba en aquellos años.
Daniela Castelo.

continuará

viernes, 4 de febrero de 2011

CAPITULO UNO: SUPERNOVA

Todo, pero todo, todo (algún día deberé contarlo), todo empezó con Daniela Castelo.
Hace muchos años, en el 2000 o 2001, ella tenía un programa en Supernova, que fue, creo, uno de los nombres de la FM joven de radio Nacional. Lo conducían, junto a Daniela, su hermana Carla Castelo, Brenda Bianchi, hija de Carlos, el Virrey de Liniers, y Roxana Barone, hija del hoy popular Orlando. El programa se llamaba “Hijas de…”.
Iba los domingos a la mañana, temprano, algo así como de 8 a 10. Yo lo escuchaba al llegar del trabajo, mientras tomaba mate y hasta que me dormía.

continuará