sábado, 14 de julio de 2007

Poesía y Psiquiatría

SEGUNDA SEMANA DE JULIO

Siempre supuse que el título de la novela de Skarmeta procedía de un verso de Neruda. No recordaba una crítica del momento en que apareció el libro (1985, El Periodista N° 50, Osvaldo Gallone), que comienza con palabras del poeta en ocasión de agradecer el premio Nobel:

‘“Al amanecer, armados de una ardiente paciencia, entraremos a las espléndidas ciudades...’. Yo creo en esa profecía de Rimbaud, el visionario.”

Así comenzó el discurso, parece. Tal vez esa alusión del título se aclara en la novela. No lo sé porque no la he leído. Tampoco ví la exitosa película (“El Cartero”) que motivó el cambio del título para las ediciones recientes del libro. Tampoco leí demasiado del premiado poeta chileno. En una palabra, no me gusta Neruda. Me alegro de haber ganado cuando se leyó a Rimbaud. Y a propósito de Poetas mayores...

Escribió Pessoa:

“No encuentro dificultad en definirme: soy un temperamento femenino con una inteligencia masculina. Mi sensibilidad y los movimientos que de ella proceden, y es en esto que consisten el temperamento y su expresión, son de mujer. Mis facultades de relación –la inteligencia, y la voluntad, que es la inteligencia del impulso- son de hombre.
“En cuanto a la sensibilidad, cuando digo que siempre me ha gustado ser amado, y nunca amar, lo he dicho todo. Me dolía siempre el ser obligado, por un deber de vulgar reciprocidad –una lealtad del espíritu- a corresponder. Me gustaba la pasividad. De actividad, sólo me placía la bastante para estimular, para no dejar olvidarme, la actividad de amor de quien me amaba.
“Reconozco sin engañarme la naturaleza del fenómeno. Es una inversión sexual incompleta. Se queda en el espíritu. Siempre, sin embargo, en los momentos de meditación sobre mí mismo, me ha inquietado, no he tenido nunca la seguridad, ni la tengo todavía, de que esa disposición del temperamento no pudiese un día bajárseme al cuerpo. No digo que practicase entonces la sexualidad correspondiente a ese impulso, pero bastaría el deseo para humillarme.”
(“Páginas Intimas y de Auto-Interpretación”, Lisboa, Atica, 1966)

Escribió Taborda de Vasconcelos, un psiquiatra -que nunca falta.

“Los alcohólicos –y Pessoa lo era- revelan su personalidad anómala por la inmadurez acentuada, por la ambivalencia de las relaciones familiares, por el miedo al sufrimiento, por la introversión y por un sentimiento de inseguridad que los consume en sentimientos de angustia.
“El alcohólico es un ser pasivo, dependiente, sujeto a depresiones, sexualmente desorientado, oralmente receptivo. Se trata casi siempre de individuos mal equipados para enfrentar los problemas de la vida en general y que buscan, por eso, nuevos escapes emocionales o sucumben a un ambiente de evasión.
“Más aún, en el caso de Pessoa, a quien todo esto se aplica con mayor precisión puesto que reconoce las claudicaciones de la personalidad de esquizoide a que aludimos, debe ponerse de relieve que su problemática sexual no es de extrañar, pues forma parte del mismo conjunto sintomático, siendo incluso un hecho clásico y bien conocido por la frecuencia con que se manifiesta en todos estos individuos.”
(“Antropografía de Fernando Pessoa”, Porto, 1973)

Escribió Octavio Paz:

“Hay algo terriblemente soez en la mente moderna; la gente, que tolera toda suerte de mentiras indignas en la vida real, y toda suerte de realidades indignas, no soporta la existencia de la fábula. Y eso es la obra de Pessoa: una fábula, una ficción. Olvidar que Caeiro, Reis y Campos son creaciones poéticas, es olvidar demasiado. Como toda creación, esos poetas nacieron de un juego. El arte es un juego –y otras cosas. Pero sin juego no hay arte”
(“El desconocido de sí mismo”)

Y a propósito de juego...

Estaba demasiado hogareño, lánguido y amodorrado el miércoles. No atiné a decir, en la charla con Paredero, casi nada de lo mucho que Pessoa me generó desde los 20 años... desde que lo descubrí en un volumen de la Compañía General Fabril Editora (prólogo y traducción de Rodolfo Alonso) que me prestó (y no recuperó jamás) mi viejo amigo Hector Cuenya (que también me hizo conocer El Bancadero de Alfredo Moffatt) a quien ahora recuerdo y homenajeo (y tal vez saludo) desde esta página.
Muchas gracias, Hector.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Marcelo (y Quique Figueroa, por supuesto): Muy bueno el blog, que nos permite volver a "parrafusear" cuando nos dan las ganas.
En cuanto a Neruda, a mi no me atrae especialmente su poesía, y en lo personal, distaba mucho de ser el tipo maravilloso, ético y transparente que supo vender. (o que instalamos nosotros, por no sé qué cosas, necesidad de ídolos, quizás. Unos sacralizan a Maradona y otros a..)
De todos modos, tiene muchas excelentes.

Esta es la de donde yo creía (creo todavía) que había Skármeta tomado el título del libro.


Sólo con una
ardiente paciencia
conquistaremos
la espléndida ciudad
que dará luz, justicia
y dignidad a todos los
hombres
Así la poesía no habrá
cantado en vano.

Pablo Neruda

Saludos y un pedido para Quique Figueroa: si puede escribir algo sobre el Esteifod (no sé si lo escribí correctamente), la fiesta anual de los galeses allí en Trelew, donde en lugar de elgir "reina" a la señotita mas bella, eligen al "vate" o escritor o algo así.

Fernando Terreno

Pablo Graciani dijo...

Sinceramente creo que se comete seria injusticia con la memoria de Pablo Neruda.
Sobre su transparencia y dignidad ante sus ideas solo alcanza con leer este alegato de Edmundo Olivares.

Y en su Poesia o prosa "el Canto general a Chile" es junto con "las Venas abiertas de America Latina" de galeano las obras mas profundas sobre la cultura e historia de nuestros pueblos.
Permitanme este homenaje al Poeta que se murio de tristeza 12 dias despues de comenzar a ver la devastacion de su tierra.


"Desde el primer minuto el Cónsul Ricardo Reyes (como figura en mucha correspondencia oficial de la época) se desdobla en el poeta Pablo Neruda y este último no pide permiso a nadie para tomar partido frente a la España dividida. Para opinar, actuar y escribir su poesía en llamas. A semejanza de lo que él dice con respecto a su temprana vocación poética: "la poesía vino a buscarme...", así también la Guerra Civil Española viene en su busca con su cortejo de duelos y de espantos y le pide (el poeta sabe que le exige), que tome partido. Pues bien, ni ahora ni en el futuro Neruda rehuirá la grave tarea de poner su poesía en pie de combate."
[Pablo Neruda, Cónsul de Chile en la España en Guerra, artículo de Edmundo Olivares aparecido en PARES CUM PARIBUS No. 1, enero 1996]

Fernando Terreno dijo...

Hola Marcelo:
Quiero hacerte una consulta: tengo un listado con todas las lecturas del Párrafus interruptus en un archivo de excel (45 Kb).(sólo falta el título de la poesía de O. Girondo del 179).
Si Uds están de acuerdo se podría publicar en el blog para ser consultado o bajado por todas las/os oyentes que lo deseen.
En caso afirmativo favor indicame cómo se hace.
Saludos.
Fernando Terreno

Con relación al comentario de Pablo Graciani lamento si lo ha molestado mi comentario. Sólo quise expresar mi opinión, que puede estar equivocada o ser injusta.

Marcelo Perenchio dijo...

Hola, Fernando. Estoy plenamente de acuerdo. También pensé en poner la lista acá, pero también me faltan algunos títulos (solo títulos). El que me pedís, de Girondo, es "En la masmedula". Si querés, me mandás tu dirección de mail y te agrego como Autor Invitado (como a Quique). Así vas a poder publicar más fácilmente, no sólo comentarios. Si no, mándame la lista a elloyyo@yahoo.com.ar y la publico yo. Un abrazo.

Pablo Graciani dijo...

Pero no Fernando!! No me molesto.
uno no disciente por sentirse molesto, solo senti correcto hacer conocer mi sentimiento sobre un hecho particular.
No te sientas molesto por creer que me senti molesto, tener diferentes visiones de las cosas no es molestarse, es eriquecerse.

Mis afectos

NOEMI dijo...

" DISIENTE " ES LO CORRECTO