jueves, 28 de febrero de 2008

Fin de febrero

Martes 27

Sobre la obra leída el martes, “El reñidero”, de Sergio de Cecco, Hugo ya lo dijo todo –incluso, en charla con la ganadora del concurso sucursal (Graciela de Caballito), un chusmerío retrospectivo sobre el triángulo conformado por el autor y la pareja protagónica de otra obra suya. En todo caso, fuera de la autovedada Internet, no tengo de dónde obtener algo al respecto
Lo que no me quedó claro es cuál fue el clásico de Sófocles que de Cecco trasladó al Buenos Aires del 900. Me pareció entender que se trataría de la “Orestiada”. Si así fuera, hay que decir que el autor argentino se adelantó a la extrapolación que Pier Paolo Pasolini hiciera en los años setenta para su film “Orestiada africana”, que, si no recuerdo mal, fue su último trabajo (¿inconcluso?) para el cine.
El ganador de esta noche fue Roberto López Motta, uno de los especialistas en teatro de entre los participantes de Párrafus.
Respecto del locutor-poeta, me gustaría trasmitirle por este medio –lástima que él no frecuente este Blog- que lo compadezco por las nuevas compañías que tiene ahora en los mediodías de Radio de la Ciudad, tras la asunción de las nuevas autoridades designadas por el ingeniero Mauricio (que no es macro) y los cambios en la programación. Pero, en fin, lo principal es que el compañero oyente haya conservado su puesto de trabajo. Lo felicitamos, entonces, doblemente: por su estoica labor en la radio y por una nueva victoria Parrafista.
Salud.


Miércoles 28

Mi dolor más grande

dijo Jan Erik
fue cuando mi joven amante
dormía.
La sonrisa que cruzó sus labios
fue con mucho más dulce
que cualquiera de las que me brindó.
Y por eso sentía más celos
de lo que guardaba para sus sueños
que de todas las sonrisas
que regaló a mis rivales.

¿Quién fue el que en las
profundidades del sueño
trajo la miel a sus labios?

James Purdy

Este poema es el único material que conozco del autor elegido por Hugo para esta noche. Apareció en el número 1 / 2 de la revista “18 whiskys” –que no tengo (la verdadera fuente, de donde lo copio, me la reservo).
Hugo leyó un cuento: “Por qué no pueden decirte el por qué”. La ganadora fue la oyente Ladislada Martínez, de Caballito. Es su segunda victoria. Ella había reconocido, el 13 de setiembre de 2007, las “Rimas” de Gustavo Adolfo Becquer. De uno de los autores más facilongos, digo yo, saltó a uno imposible. (A las pruebas me remito: Hugo mismo confesó a la ganadora que obtuvo una de las victorias más difíciles.)
¡James Purdy! Lo he oído nombrar (he leído su nombre), pero ni idea de quién es. Seguramente lo confundo con otro (con otro nombre), que ahora no recuerdo, pero lo primero que pensé cuando Ladislada dio la respuesta fue que se trata de un prolífico autor de best sellers yanquis de los años cincuenta y sesenta. ¡Frank Yerby! ¡Me acordé! Pero no, parece que no tiene nada que ver. De la charla entre Hugo y la ganadora, y con lo que Hugo abundó después, deduzco que este es un escritor más importante –aunque, cabe decir, también podría leerse a Yerby en el programa, como se han leído otros bestselleristas. Además, en el poco tiempo que quedó tras la agradable conversación, Hugo alcanzó a contar que Purdy estaría inscripto en esa espuria categoría (o categorización, que hacen los “conocedores”) de la literatura gay; el poema que copié, asimismo, pareciera sugerir esa doble sensibilidad que adorna a algunos artistas -lo cual enaltecería mi consideración de este autor. Para tenerlo en cuenta, entonces, si me topo con él alguna vez, en un futuro.
Ladislada, preguntada acerca de lo que está leyendo en estos días, habló con entusiasmo de un libro llamado “Mapas nocturnos”, y de su joven autor, Leandro Albani. Hugo, entonces, dijo que seguramente Perenchio, que estará escuchando, volcará esté dato en el Blog. Perenchio, atento a las subliminales indicaciones de nuestro virtual jefe de redacción, así lo hace.
Y a propósito de jóvenes autores... Antes del cuento de esta noche, Hugo hizo un importante anuncio: la lista de lecturas en las que no se incurrirá en repetición de autores, se estiró. De los 500 escritores distintos que se habían establecido, pasaremos ahora a 600. ¡Y cómo no! Sacando de la galera autores como el de hoy, también puede llegarse al millar... Pero ya lo dije a fin de año pasado: se van acabando las cuarenta del mazo, se vienen tiempos difíciles en Párrafus... Otra razón más para retirarme de la competición ahora, triunfante, y dejar el camino expedito para los perseguidores –o para las nuevas camadas de participantes. Además, con la energía puesta en otras escrituras, podría suceder que la lectura número 600, de acá a dos años, más o menos, fuera “Panóptica”, de Maximiliano Medina... pero entonces tampoco reaparecía para ganar, de pura verguenza -y sería un nuevo Ininterruptus.

Fin de febrero

Y a propósito del certamen, debe decirse que febrero se cierra sin ganador mensual. En los escasos seis programas del mes, no hubo oyente que repitiera la victoria –tal como sucediera en el acotado diciembre. Lo bueno es que entre esos seis apareció un ganador nuevo: el ya saludado Alberto Lagunas, de Rosario.
En cuanto al triunfo más veloz, el cetro (según mis irregulares registros)sería para López Motta, quien, con “El reñidero", ganó en 30 segundos. Felicitamos al oyente de Sarandí y le deseamos que reciba su premio a la brevedad.
¡¿Y los premios mensuales de enero, Huguito, para cuándo?! Y a ver si para disimular la demora te esmerás en los regalos, ¿no? ¿No tenés otro con los cuentos completos de Quiroga –que a mí gusta, aunque despotrique Borges?
Bueno, gracias igual.
Chau.

2 comentarios:

Fernando Terreno dijo...

Marcelo:
Creo que es Electra la obra de Sófocles que adaptó o transpuso o no sé cómo se llama eso, de Cecco.

Otra: el Maximiliano de Panóptica ¿no es García en lugar de Medina?

Es bueno para nosotros, el resto de los mortales, saber que cada tanto puedas olvidarte algo...

Saludos
Fernando Terreno

OTRA: Buenísima la conversación de JLB con Sorrentino. No tiene desperdicio. Y lo mejor es que a Quiroga no se le mueve el bigote siquiera.
Y qué agudo JLB para hablar de los uruguayos.

Marcelo Perenchio dijo...

¿Electra? No tuve tiempo ni oportunidad de verificar ese dato, pero te tomo la palabra.
Otra: ¿Por qué debería ser García? ¿Te perdiste mi Entrada "Medina o El carro asfaltario" (una de las más redonditas)? Te la recomiendo.
Otra: ¿Por qué no me ayudás en quejarme por la demora en nuestros premios de enero? El que no llora...

¡Un abrazo!