viernes, 22 de febrero de 2008

Unos parrafistas en potencia

Aquí vemos un antecedente certero de la cofradía parrafera.
Ellos también se toparon con algún que otro cambio. Nosotros nos la pasamos de cambio en cambio, y [muchas veces] perdemos el foco con mayor facilidad.
Los libros por suerte, tienen cambios, pero conservan la esencia. Por mas que en sus primeros tiempos haya tenido gran resistencia!




video

1 comentario:

Fernando Terreno dijo...

Impecable y maravilloso! ¡Gracias!
Ahora voy a confesar una cosa: Sin ser del todo lego, pasé 1 día tratando de descifrar el enigma. Cliqueé en "historias" y en "video" sin suerte, Me dije -¿Qué hermético y encriptado es este Q.F.? ¿Qué habrá querido decir?
Hasta que se me dió por apretar PLAY (el botón con la flechita) y apareció la maravilla.
QUIQUE: favor agregá instrucciones para que todos puedan VER el video.

La aparición del libro acabó con el pergamino, lo que me tiene sin cuidado, pero también acabó con los Pregoneros, los juglares, y en parte con una especie de Bululú, como el que hacía el expléndido José María Vilchez. Eso aunque no lo viví, lo extraño.
Los analfabetos sufrieron mucho al principio, tal como los analfabetos informáticos lo hacen ahora. El antídoto consiste en ver con los propios ojos, escuchar con nuestras orejas, oler con las propias narices, etc. etc...